Un sistema ideal de entrenamiento técnico, por Lee Strasberg

Un sistema ideal de entrenamiento técnico

En el verano de 1960, Strasberg fue a Montreal para ver a la Opera de Pekín, teatro oficial chino, al que luego describió en una sesión del Studio: Fue una experiencia tremendamente inspiradora. Nunca he visto mejor técnica de actores. Era fabulosa. No era algo que nosotros no pudiéramos hacer. Parte de las cosas que vi las podríamos hacer desde un punto de vista externo como los japoneses, por flexibilidad. Cuando vi parte del trabajo de entrenamiento del teatro de Meyerhold, en Moscú me interesó mucho el hecho de que el entrenamiento del actor consistiera no solamente en bailar donde el aprende pasos ni hablar de la manera correcta por medio del aprendizaje de un tipo de discurso especial, sino en la agilidad y la flexibilidad del cuerpo, la palabra y la mente que hace que se logre un tipo de habilidad casi acrobática. El teatro chino fue lo primero que he visto que lleva también implícita la concepción de Meyerhold. En el actor chino, yo vi el compromiso completo de ese tipo de entrenamiento. Desde mi vuelta he pensado mucho en cómo se podría unir estos dos tipos de entrenamiento, o sea, el entrenamiento del teatro chino y los caminos que seguimos nosotros aquí en el Studio. Llevaría 2000 o 3000 dólares durante un periodo de 5 años. Yo no comienzo el trabajo que hacemos poniendo énfasis en los recursos mentales y psicológicos del actor más joven de 18 años, porque antes de esa edad, el actor no está todavía conformado físicamente y por lo tanto no lo está ni mental ni emocionalmente. Comenzar con su trabajo más temprano no tiene ningún sentido y es peligroso. El entrenamiento chino, sin embargo, para llegar a este tipo de facilidad tan importante y agilidad, tiene que comenzar temprano. Los 18 años es demasiado tarde. Tal vez 16 años es demasiado tarde. El entrenamiento tiene que ser hecho como aquél que se desarrolla en el ballet, que comienza a una edad muy temprana.

Tal vez pudiéramos hacer una prueba eligiendo gente entre los 14 y 16 años, chicas de 14 y chicos de 15 o 16 años, cuando todavía no están formados, cuando todavía es posible darles el entrenamiento de ballet que tienen los actores chinos. Si a ese tipo de gente le damos 4 años de entrenamiento, cuyo énfasis es enseñarle la acrobacia al mismo tiempo se les podría dar enfrenamiento de voz, no ensenándoles como actuar con la voz que es algo suicida, sin puramente entrenamiento físico para crear simultáneamente fuerza y sonido de la voz y libertad y flexibilidad en el cuerpo y en la palabra. También durante esos 4 años, pudiéramos darles algunos elementos menores de entrenamiento en la imaginación y la improvisación que es muy apropiado en la gente joven porque lambien les permite a ellos la libertad. No llega al corazón que es lo que el teatro chino y también el japonés afecta, que terminan en un estilo sin fecha para el mundo contemporáneo. Luego de 4 años de éste tipo de trabajo las chicas tendrían 18 años y los muchachos 19 o 20. Ese es el momento en que yo tomo a gente en mis clases. Allí este joven grupo tendría 3 o 4 años de trabajo sólido, no del tipo que hacemos en el Studio pero sistemáticamente, como debe ser hecho nuestro trabajo. Al final de este término yo podría garantizar que esos actores serian, no los mejores actores, porque uno no puede confiar el talento con todo ese trabajo, pero todos estarían en condiciones de hacer cosas que ningún otro actor previamente podría hacer en combinación con elementos que nosotros soñamos. Es posible que pueda ser cimentad para la creación de aquellos maestros actores que conformaron la visión de Gordon Craig. Desgraciadamente, él las denomino de manera errónea, “Uber marionette” y eso llevo a una confusión muy grande. Literalmente su intención no era más que la exigencia de que un actor debería tener la máxima habilidad, literalmente la habilidad para hacer cualquier cosa que le fuera encomendadas, como ser humano, mentalmente, psíquicamente y emocionalmente o en cualquier otro sentido. Por supuesto el Studio no está diagramado para desarrollar ese tipo de entrenamiento.

Etiquetas: strasberg, metodo

Suscripción RSS

Seguinos

Mantenete en contacto con nostros por cualquiera de estos medios.